MARCELA ROGGERI (ARG + UK)

BIENVENIDA MARCELA ROGGERI A LA ARGENTINA.

PROXIMAS PRESENTACIONES:

VIERNES 28 DE OCTUBRE, A LAS 19:00HS EN RADIO NACIONAL: Presentación junto al clarinetista francés florent héau. OBRAS DE GUASTAVINO, KOVACS, FALLA, SOLER, PIAZZOLLA, DEBUSSY y POULENC.

SÁBADO 29 DE OCTUBRE, A LAS 20:30HS EN VILLA OCAMPO Y JUEVES 3 DE NOVIEMBRE EN EL TEATRO ESPAÑOL DE AZUL:

“L’AéROPOSTALE”: Marcela Roggeri ,Jean-Pierre Noher y Florent Héau.

El espectáculo “L’Aéropostale” esta basado en la gran epopeya de la legendaria compañía toulousense Aéropostale, un espectáculo inspirado en la obra del famoso piloto y escritor Antoine de Saint-Exupéry y Joseph Kessel, con música de Debussy, Satie, Milhaud, De Falla, Granados, Guastavino, Piazzolla, Kovacs, Poulenc y Nazareth.

“L’Aéropostale” se remonta a la década de 1920, cuando la compañía destinó por primera vez líneas aéreas de correo postal entre Francia y el Norte de África, para poco después extender sus operaciones a Sudamérica, llegando incluso hasta la Patagonia.

Por aquel entonces, todos los vuelos de la aviación comercial eran considerados de muy alto riesgo, donde los pilotos recorrían territorios semi-inhóspitos con rutas extensas de hasta veinte horas, provocando la admiración del mundo entero. Y no era para menos! ya que estos fueron los primeros pilotos en volar de noche, atravesar los Andes para unir Buenos Aires con Santiago de Chile, y otras muchas proezas. Para lograrlo, la compañía contaba con algunos de los mejores y más intrépidos pilotos del mundo, y entre ellos estaban Jean Mermoz, Henri Guillaumet y Antoine de Saint-Exupéry.

Muchos de estos pilotos tenían su base de operaciones en el hotel Le Grand Balcon de Toulouse, donde a veces se celebraban alegres fiestas. Cuenta la leyenda, que algunos de ellos se ligaban a bellas señoritas a golpe de tango.

“L’Aéropostale” los sumergirá en esos años de locura con los colores de los países marcados por aquella singular aventura humana.

Una historia de coraje y de amistades indeclinables.

En paralelo a sus presentaciones en Buenos Aires, Marcela Roggeri lanza un nuevo trabajo discográfico: Padre Antonio Soler, Fandango & Sonatas

En palabras de Marcela Roggeri:

“El diario de Anais Nin es un libro que marcó mi adolescencia. Esa mujer excepcional, libertina y apasionada, símbolo de la Belle Epoque, me condujo por un camino oculto a la música de un sacerdote. Su padre, Joaquín Nin, excelente pianista y compositor cubano, fue el primer editor de una colección de sonatas de Fray Antonio Soler que apareció en 1925, casi dos siglos más tarde que el nacimiento de este compositor barroco.

El Padre Soler me sedujo con sus mil y una facetas y con su música fascinante. ¿Un hombre de iglesia que elige escribir un fandango?. Esa danza sensual y frenética muy de moda en España a partir del siglo XVI habla de sentimientos que son lejanos a los que convienen a un monje. Inspirada en el flamenco, de tiempo implacable, revela la imagen de un Soler extravertido, audaz y aventurero.

En sus sonatas de una gran riqueza expresiva y exuberancia técnica encontramos una variedad de emociones que van de la melancolía a la alegría de danzas populares como la jota, una música bailada por un pueblo que Soler, seguramente a su pesar, no habrá  tenido la ocasión de frecuentar. En estas obras expresa una intimidad sentimental que está lejos de la serenidad metafísica de su compromiso monástico.

Partí al Escorial a la búsqueda de los manuscritos de sus obras. No encontré las partituras (que pude consultar mas tarde en la biblioteca nacional de Madrid) pero tuve la felicidad de caminar, guiada por un monje tan devoto como orgulloso de su célebre “hermano”, por los jardines del monasterio de San Lorenzo y de visitar la pequeña celda en la que Antonio Soler vivió y compuso toda su vida.

Este hombre que decidió renunciar a una vida mundana para dedicarse a su pasión por Dios y por su arte, supo guardar admirablemente un espíritu libre a pesar de su encierro y aislamiento. Es esa profunda libertad que se reconoce en su música, plena de alegría de vivir”

www.marcelaroggeri.com